Anuncios
//
estás leyendo...
Filosofía, Filosofía francesa contemporánea, Ontología, Psicología

Deleuze y las matemáticas: lo singular y lo ordinario como nociones físico-psicológicas. (Parte II)

[Viene de aquí] Por supuesto los acontecimientos ligados a los puntos singulares son acontecimientos virtuales, y, como los verbos en infinitivo, neutros e incorporales. Por definición, lo virtual es real sin ser actual, lo que significa que lo virtual es tan real como los estados de cosas en los que se actualiza. No obstante, actualizándose en objetos o estados de cosas presentes, siempre queda un resto de virtualidad que no se actualiza y que permanece en tanto que estructura virtual del objeto. No porque en este momento el agua esté en su estado líquido significa que su estructura virtual no contenga puntos críticos o singularidades virtuales de congelación y de evaporación. En este momento me encuentro alegre, pero hay un yo virtual que está llorando, que está durmiendo, que está molesto, todo al mismo tiempo. Es en este sentido que Deleuze afirma en Diferencia y repetición que “[t]odo objeto es doble, sin que sus dos mitades se parezcan: una es la imagen virtual; la otra, la imagen actual”.[1] Todo objeto hunde entonces una de sus mitades en lo virtual, que no por ser actual, es menos real.

Virtual_Callejón_Deleuze_filosofía

Siempre ya pasado y siempre por venir, el acontecimiento virtual nunca es presente sino en el momento en el que se actualiza en un estado de cosas, esto es, en el momento en el que el verbo  infinitivo incorporal se encarna en un cuerpo. «Morir», por ejemplo, es para Deleuze como el acontecimiento por excelencia, siempre ya pasado, siempre por venir. Como dice Deleuze en Lógica del sentido parafraseando a Maurice Blanchot, “la muerte es a la vez lo que está en una relación extrema o definitiva conmigo y con mi cuerpo, lo que está fundado en mí, pero también lo que no tiene relación conmigo, lo incorporal y lo infinitivo, lo impersonal, lo que no está fundado sino sobre sí mismo”.[2] Está pues, por un lado, la parte del acontecimiento que se realiza y se cumple, pero del otro, esa parte del acontecimiento cuyo cumplimiento nunca puede realizarse. A estas dos partes Deleuze llama efectuación y contraefectuación. Para cada acontecimiento efectuado en un estado de cosas, hay un acontecimiento virtual contraefectuado que es la condición de la efectuación de ese suceso. Como dice Blanchot, en la muerte se muere. Cito ahora a Deleuze:

Es el se de las singularidades impersonales y preindividuales, el se del acontecimiento puro en el que muere es como llueve. El esplendor del se es el del acontecimiento mismo o la cuarta persona. Por ello, no hay acontecimientos privados, y otros colectivos; como tampoco existe lo individual y lo universal […] Todo es singular, y por ello colectivo y privado a la vez, particular y general, ni individual ni universal.[3]

Así pues, cada acontecimiento es como la muerte, doble e impersonal, virtual y con capacidad para efectuarse en un estado de cosas. Y es como la muerte también porque es en ese punto crítico, es en esa singularidad virtual que se actualiza donde algo realmente muere y donde algo nuevo recomienza. La singularidad es, pues, al mismo tiempo, muerte y creación de novedad. En suma: es diferencia. Y se ve también  con claridad, en la cita precedente, que el acontecimiento no sólo ni necesariamente hace referencia a los grandes acontecimientos de la historia, sean personales o colectivos. En primer lugar porque el acontecimiento es virtual, y, como tal, impersonal, «privado y colectivo a la vez» –dice Deleuze. Y en segundo lugar, porque un acontecimiento que se efectúa en un estado de cosas puede ser tan nimio como lo queramos. La condensación y precipitación del agua cuando llueve es ya acontecimiento efectuado, como lo es el comenzar a llorar, pasar de la vigilia al sueño o empezar a amar. Así, incluso la muerte de una pulga es acontecimiento efectuado a escala micro, dejando siempre en claro que la singularidad «morir» por la que la pulga pasa conserva siempre su estatus virtual y queda como una reserva para otras efectuaciones acontecimentales, esto es, para otras muertes que pueden ser la tuya, la mía, la del mundo entero. [continúa aquí…]

[1] Gilles Deleuze, Diferencia y repetición, pág. 316.

[2] Gilles Deleuze, Lógica del sentido, pág 185.

[3] Ibid., pág. 186.

AVISO LEGAL :Todos el material de texto contenido en este sitio está protegido por las leyes de Derechos de Autor y Propiedad Industrial, tanto nacionales como internacionales. En relación con todo lo contenido en el sitio, se prohíbe la reproducción, uso, copia, impresión, distribución, publicación, traducción, adaptación, reordenación y cualquier otro uso o modificación total o parcial de los datos y obras contenidos en esta página, por cualquier medio y de cualquier forma.
Anuncios

Acerca de Carlos Béjar

Resido en la bella y conflictiva Ciudad de México. Actualmente realizo mi doctorado en filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México. Me especializo sobre todo en filosofía francesa contemporánea, aunque me interesan muchos otros temas. Mis filósofos favoritos son Deleuze, Foucault, Spinoza, Nietzsche, Bergson, Lucrecio, Guattari, Simondon y Derrida. Este blog está dedicado a la difusión y discusión de temas de filosofía, política y ciencia. ¡Me interesan mucho tus comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
Follow El Callejón De Las Trompadas on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.341 seguidores

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: